¿Cuándo es necesario recurrir a una empresa especializada en desatascos?

Desde Teleatasco queremos ayudarte en cualquier problema en el cual necesites nuestra ayuda, para ello es importante ante un atasco que no pierdas la calma, nos podrás contactar durante las 24 horas, estamos a tu disposición para solucionar tus problemas.

En caso de tratarse de una avería seria, si se está produciendo una inundación la recomendación es intentar apartar los muebles u objetos y los aparatos electrónicos que se puedan estropear e intentar no pisar la zona para no resbalar y evitar más problemas.

Nunca se debe de tratar de reparar por uno mismo ni tampoco intentar taparla con ningún tipo de cinta ya que se podría provocar un desajuste de presión que puede llegar a desembocar en una nueva rotura en un nuevo sitio.

En muchos casos cuando se produce un atasco, se piensa en llamar a fontaneros, pero lo más recomendable es llamar a una empresa desatasco que cuente con un equipo experto en pocería.

Nuestra empresase dedica las 24 horas del día a las obras a las cuales no llegan las herramientas ni los conocimientos de los fontaneros. Cuando un atasco se encuentra bajo tierra hay que tener mucho cuidado, ya que cometer el más mínimo error puede provocar una inundación peor.

 

Cómo funciona nuestra empresa de desatascos

Nos ocupamos de desatascos 24 horas del día durante los 365 días del año debido a que las averías se pueden producir en cualquier momento.

En el caso de una avería pequeña será suficiente con una reparación rápida o una limpieza de las cañerías.

Si se trata de una avería más grande pueden llegar a ser necesarios camiones especiales para poder retirar escombros, residuos, perforar o levantar grandes cañerías. A la misma vez que poder sustituir estas y volver a tapar la zona.

Una vez haya sido arreglado el atasco o el problema, nuestro equipo de profesionales te proporcionará las instrucciones necesarias para evitar así que vuelva a ocurrir.

 

¿Qué puede provocar un atasco en las tuberías?

Los atascos pueden derivar de tres causas, una mala infraestructura, el paso del tiempo o el uso inadecuado.

El fregadero debe tener una inclinación de un 2% para que el agua pueda transcurrir correctamente. 

También con el paso del tiempo se depositan residuos en las cañerías sobre todo cal y restos orgánicos, la acumulación de estos puede llegar a taponar y atascar las tuberías. 

Por último, el uso inadecuado de las tuberías como verter productos de limpieza corrosivos, restos de jabón, productos químicos o el aceite de cocina terminan acumulándose.

Cualquiera de estas razones puede provocar un atasco en nuestras tuberías, por lo tanto siempre es importante tener un control de su uso y realizar algún tipo de mantenimiento para cuidarlas lo mejor posible y evitar atascos.