Cuidados para las destructoras de papel

Es fundamental que cuando tengas una destructora de papel en tu empresa la uses de forma correcta para aumentar su durabilidad. A la hora de comprarlas, lo mejor será visitar la web de https://www.destructoras-de-papel.es/, porque allí encontrarás siempre las mejores opciones del mercado, a los precios más bajos.

Pero, una vez que tienes estas máquinas en tu empresa, debes asegurarte de cuidarlas de forma correcta para evitar daños en las mismas. Por esto, te he preparado este post con algunos consejos básicos para que escojas adecuadamente tus destructoras de papel.

¿Cómo cuidar las destructoras de papel?

Para que puedas cuidar las destructoras de papel, bastará con seguir algunas recomendaciones que son fundamentales y dentro de las cuales están las siguientes:

Lubrica el cabezal

La lubricación es un punto clave para el cuidado de este tipo de máquinas, en especial porque evitará el desgaste prematuro. Esta debe hacerse por lo menos una vez al mes, y en caso de uso intensivo se debería hacer una vez cada 15 días.

Siempre se debe utilizar el aceite recomendado por el fabricante de la máquina para tener una buena lubricación. Si no se realiza la lubricación, se aumentará la fricción en el cabezal de corte, lo que hará que esta pieza se vea seriamente desgastada.

No excedas la capacidad

La capacidad de las destructoras de papel se mide en la cantidad de hojas de 80gsm que pueda destruir al mismo tiempo. Esta suele variar entre las 5 y las 10 hojas dependiendo de la máquina que escojas cuando vas a comprar.

En todo caso, no es aconsejable que se exceda la capacidad de la máquina, en especial porque esto traerá consecuencias graves para la misma. Podrías causar graves atascos o incluso daños al cabezal de corte de la máquina si no respetas la capacidad indicada por el fabricante.

Limpia el polvo

La limpieza del polvo de la máquina destructora es fundamental, porque este no debería alcanzar el cabezal de corte. Por este motivo, debes estar limpiando el polvo de la máquina siempre con un paño seco, para retirarlo y así evitar que llegue al cabezal.

Debes evitar el uso de cualquier tipo de limpiadores en aerosol, puesto que estos arrojarán partículas de humedad al cabezal. Esto hará que se oxide rápidamente, lo que no es para nada aconsejable con estas máquinas, porque se producirá un gran descenso en su vida útil, y llevará a que tengas que cambiarlas prematuramente.